Dos estudios recientes investigan el impacto de los genes neandertales en los humanos actuales.

(Tiempo de lectura: 5 minutos)

El descubrimiento de que los humanos modernos llevamos ADN neandertal y las investigaciones sobre sus implicaciones han revelado información fascinante sobre nuestra biología y evolución. A continuación, se resumen los hallazgos clave de los dos estudios recientes que investigan el impacto de los genes neandertales en los humanos actuales.

 

Impacto en la Fisionomía de la Nariz

Un estudio dirigido por investigadores de la University College London (UCL) exploró la influencia de los genes neandertales en la forma de nuestras narices. Los científicos identificaron 26 regiones genéticas relacionadas con rasgos faciales humanos, encontrando que algunas de estas regiones provienen de los neandertales. En particular, un gen heredado, el ATF3, que se asocia con la regeneración de tejidos nerviosos, también regula la expresión de otro gen vinculado al desarrollo de los rasgos faciales. Este estudio, publicado en Communications Biology, sugiere que la prevalencia de estos genes es mayor entre los nativos americanos, lo que apunta a una posible ventaja adaptativa en estas poblaciones.

Influencia en el Sistema Inmunitario

El segundo estudio, realizado por un equipo liderado por investigadores de la Universidad Cornell y publicado en eLife, se centró en el impacto de los genes neandertales en el sistema inmunitario humano. Se analizaron datos genéticos de aproximadamente 300,000 personas del Biobanco del Reino Unido. El descubrimiento de la herencia genética neandertal en los humanos modernos ha suscitado un interés considerable en la comunidad científica, no solo por el hecho en sí, sino por las implicaciones que tiene en diversos aspectos de nuestra biología y salud. Los estudios más recientes han revelado detalles fascinantes sobre cómo estos genes heredados influyen en nosotros.

 

Herencia Neandertal y Fisionomía

Un estudio de la University College London (UCL) se centró en la influencia de los genes neandertales en la forma de nuestras narices. Los investigadores identificaron 26 regiones en el código genético humano relacionadas con rasgos faciales, y encontraron que uno de estos genes, ATF3, conocido por su papel en la regeneración de tejidos nerviosos, también está relacionado con el desarrollo de rasgos faciales. Esta variante genética es especialmente prevalente entre los nativos americanos, lo que sugiere una posible ventaja adaptativa en ciertas regiones geográficas.

 

Sistema Inmunitario y Genética Neandertal

Otro estudio significativo, realizado por investigadores de la Universidad Cornell y publicado en la revista eLife, examinó cómo los genes neandertales afectan nuestro sistema inmunitario. Utilizando datos del Biobanco del Reino Unido, que incluye información genética de aproximadamente 300.000 personas, los científicos identificaron más de 235.000 variantes genéticas de posible origen neandertal, de estas, más de 4.300 están vinculadas con 47 características humanas, incluyendo el metabolismo, el desarrollo y, crucialmente, el sistema inmunitario.

 

Cambios en la Herencia Genética

El estudio de Cornell también encontró que los genes neandertales en el sistema inmunitario están siendo desplazados gradualmente por genes más modernos. Este desplazamiento sugiere un proceso evolutivo en el que las variantes genéticas más recientes ofrecen una ventaja selectiva en el entorno actual, aunque los genes neandertales hayan sido cruciales en el pasado.

Translate »